miércoles, febrero 21, 2024
InicioMitos y Leyendas de Coyoacán¿Es verdad que "La Llorona" vivió en Coyoacán?

¿Es verdad que “La Llorona” vivió en Coyoacán?

Coyoacán, Ciudad de México.- La leyenda de “La Llorona”, el alma de mujer en pena que entre llantos lamenta la muerte de sus hijos, es en México, una de las más populares. De hecho, en demasiadas localidades se dice que ella vivó ahí y Coyoacán no es la excepción.

La Malinche

En la invasión a México, el español Hernán Cortés tomó a varias mujeres como esclavas, una de ellas Malitzin, más conocida como “La Malinche”. Ella nació a finales del siglo XV y vivió de niña en lo que hoy es Veracruz.

Fue primogénita de un señor con muchos bienes que murió. Su madre Cimatl, se casó después con otro señor con quien tuvo otro hijo quien administraría la fortuna que ya no le tocó a Malitzin, quien fue regalada y vendida como esclava a un cacique de Tabasco, quien luego la obsequió a Hernán Cortés después de la batalla de Cintla, ganada por los españoles.

Malitzin se ganó la atención de Cortés, quien antes se la había dado a Alfonso Hernández, pero luego la tomó como concubina después de bautizarla y ponerle el nombre de Marina. Ella hablaba náhuatl, maya, y aprendió español, por eso fue crucial en la travesía de los invasores para derrotar y tomar Tenochtitlán.

El origen de la llorona

Se dice que se enamoró tanto de Hernán Cortés, que, en vez de cuidar los intereses de su pueblo, defendía los de los españoles. Por eso en México quienes desprecian sus raíces e idolatran a los extranjeros, se conocen como “malinchistas”.

La Malinche y Hernán Cortés tuvieron como hijo a Martín Cortés, pero Hernán regresó a España llevándose a Martín, dejando sola a la Malinche, quien era despreciada por la gente originaria que la veían como traidora.

Las historias sobre “La Llorona”, mujer que grita en llanto por las noches “Ay mis hijos” se asocia a la Malinche, porque muchas personas en la época colonial así la relacionaban, como recoge el historiador Efraín Franco Frías.

Para el historiador, la Malinche es traidora y al irse su hijo, la ven como madre triste, pero al mismo tiempo, que recibe una consecuencia de sus actos y que no defiende a su hijo para que no se lo lleven. A una mujer que se entrega a las tentaciones y placeres, pero luego pierde todo.

En esta Casa colorada vivió la Malinche en Coyoacán
En esta Casa colorada vivió la Malinche en Coyoacán

La casa de “La Llorona”

Si bien es muy subjetivo decir que “La Llorona” era La Malinche, esta última sí vivió en Coyoacán en una casa que compartió con Hernán Cortés y en donde además murió Catalina Suárez (Conocida como La Macayada), la esposa de Cortés que viajó a México a encontrarse con su marido (recordemos que La Malinche era concubina). Inclusive murió de manera extraña y se hizo un juicio porque la familia de ella acusó a Cortés de asfixiarla.

De aquí nace incluso otra leyenda, porque frente a la Casa Colorada como se conoce a la casa de Cortés y La Malinche, se construyó la Capilla de la Inmaculada Concepción en lo que todavía es el Barrio de La Conchita. En esa capilla del siglo XVI se enterró a Catalina Suárez, aunque luego se edificó otra.

Dicen que La Macayada pena en el lugar y si se aparece ante una pareja su matrimonio será trágico. 

Otras versiones

De esta leyenda se han esparcido diversas versiones, como la de una mujer que ahogó a sus hijos por un hombre que no los quería y luego la abandonó, así es que arrepentida pena para siempre. Otra dice que los mató en venganza por la infidelidad de su esposo.

En Coyoacán en otro punto que no es la Casa Colorada, dicen que aparece “La Llorona” y es: Belisario Domínguez. Las personas aseguran escucharla ahí porque antes pasaba en esa zona el río de la Magdalena, donde “ahogó a sus hijos”.

En Xochimilco, por ejemplo, se cuenta que ahí se escucha gritar. Y de hecho existe la Isla de la Llorona, donde juran que ahí pena el alma de esta mujer. En este sitio hacen una obra de teatro cada año, sobre este mito.

Tumba en Hacienda Siete Reales, Guanajuato

En Guanajuato incluso hay una tumba dedicada a “La Llorona” en la Hacienda Siete Reales, a lado de la carretera de Guanajuato a Dolores Hidalgo. Esa tumba dicen, fue partida por un rayo que rompió su cruz. Tiene una placa de septiembre de 1923, aunque los pobladores señalan que “La Llorona” se escucha desde 1850.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LO MÁS VISTO